Saltar al contenido

Este es el primer astronauta europeo que probará la Crew Dragon de SpaceX

29 julio, 2020

El astronauta francés Thomas Pesquet ha sido elegido como tripulante de la segunda misión tripulada de la Crew Dragon, la nave diseñada por SpaceX para la NASA con el objetivo de ser el nuevo vehículo norteamericano que rivalice con las Soyuz rusas, otorgando la independencia en los viajes espaciales a Estados Unidos. Si todo se ajusta al calendario previsto, Pesquet viajará a bordo de la sonda creada por la compañía de Elon Musk en la próxima primavera, si bien aún no se han dado fechas concretas.

Después de ser probada con éxito el pasado 1 de junio, la Crew Dragon continúa con las pruebas, en las que enviará hasta cuatro astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés).

La trayectoria de Pesquet
«Estoy encantado de ser el primer europeo en volar a bordo de la nueva generación de naves tripuladas estadounidenses», afirma Pesquet (27 de febrero de 1978), quien es uno de los astronautas de la Agencia Espacial Europea (ESA) más experimentados en activo. El francés, quien cursó una ingeniería especializada en misiones espaciales y se graduó como piloto en 2006, ingresó como astronauta de la ESA en 2010.

Seis años más tarde y después de participar en varias formaciones y experimentos en tierra y agua, fue el representante de la ESA en la Expedición 50, entre noviembre de 2016 y junio de 2017, junto con Peggy Whitson (NASA, EE. UU.) y Oleg Novitskiy (RSA, Rusia). Durante su estancia, fue muy activo en redes sociales, convirtiéndose en algo así como un «influencer espacial» con millones de seguidores y «me gusta» en cada publicación. De hecho, de su estancia en la ISS el director Pierre Emmanuel Le Gof elaboró un documental y ha participado en películas como «Próxima», donde se interpreta a sí mismo.

«La Dragon es una máquina moderna con capacidades asombrosas. Por otro lado, las naves Soyuz tienen un historial increíble y nos han permitido llegar a la ISS durante años. Es un privilegio poder volar con ambas», afirma al respecto Pesquet en un comunicado difundido por la propia ESA. «Con un aumento del 30% en la inversión anual, queremos que todos los miembros del actual cuerpo de astronautas europeos lleguen a disfrutar de una segunda misión en la ISS», afirman desde la agencia espacial.

La misión
La siguiente misión promete ser aún más movida que la primera. La tripulación pasará de seis miembros a siete de media, ya que las cápsulas estadounidenses ahora pueden transportar cuatro astronautas, uno más que la Soyuz, y las mejoras significativas incorporadas al laboratorio europeo permitirán a los investigadores en la Tierra acceder más rápido a experimentos en microgravedad.

La ESA también ha adquirido una misión más a bordo de la ISS en 2021 para el primer vuelo del astronauta de la ESA Matthias Maurer. Aún no se han fijado los detalles de la misión, pero por ahora Maurer ya se está entrenando como reserva de Pesquet.

«A finales de este año, la Estación Espacial Internacional celebra 20 años de presencia humana en el espacio, pero incluso después de dos décadas de presencia continuada en la órbita terrestre, volar al espacio no es cosa fácil», reconoce Frank de Winne, comandante de la expedición 21 a la ISS y responsable del Centro Europeo de Astronautas de Colonia (Alemania). «Esta asignación constituirá la primera vez que un europeo vuele a la Estación a bordo de una cápsula Crew Dragon, por lo que es muy especial, al tiempo que garantizará la continuidad de la investigación en pro de la humanidad por encima de nuestras cabeza».

También será la primera vez en casi una década que un astronauta europeo vuela desde los Estados Unidos, después de que Roberto Vittori viajase a bordo del transbordador Endeavour a la ISS para entregar el Espectrómetro Magnético Alpha AMS-02 en 2011.