Más de 11.000 científicos de todo el mundo declaran una “emergencia climática”

Más de 11.000 científicos de todo el mundo han declarado hoy una “emergencia climática”, tal y como recoge un artículo que publica la revista ‘BioScience’. Los investigadores advierten que es inevitable “un sufrimiento humano sin par” a menos que haya cambios radicales en la actividad humana para reducir las emisiones de dióxido de carbono y otros factores que contribuyen al cambio climático.”Los científicos tienen una obligación moral de advertir a la humanidad acerca de cualquier gran amenaza. Sobre la base de la información que tenemos, es claro que encaramos una emergencia climática”, afirma Thomas Newsome, de la Universidad de Sydney (Australia).Los científicos analizaron la información recogida y publicada durante más de 40 años sobre el uso de la energía, las temperaturas en la superficie terrestre, el crecimiento de la población, la extensión de cultivos, la deforestación, la pérdida de hielo polar, los índices de fertilidad, las emisiones de dióxido de carbono y el producto interior bruto de las naciones.Desde la Primera Conferencia sobre Cambio Climático, celebrada en Ginebra (Suiza) en 1979, los científicos que han participado en asambleas similares han citado la amenaza del cambio climático y han advertido a los gobiernos y las corporaciones sobre la necesidad de adoptar medidas para moderarlo.Indicadores como “señales vitales”El artículo, que se enfoca en las acciones para reducir el daño que causa el cambio climático, incluye indicadores que los investigadores describen como “señales vitales” relacionadas con ese cambio y las áreas que requieren una acción global inmediata.Algunos de esos indicadores de la actividad humana son positivos, como la disminución de los índices de natalidad y la incorporación creciente de fuentes de energía renovables.Pero la mayoría de los indicadores muestra un panorama sombrío, incluida la creciente población de ganado para consumo humano, la pérdida de bosques y las emisiones de dióxido de carbono.Los autores expresaron su esperanza de que estas “señales vitales” orienten a los gobiernos, el sector privado y el público en general a “comprender la magnitud de esta crisis, vigilar los progresos que se logren y reacomodar las prioridades para paliar el cambio climático”.Estas metas “requerirán transformaciones enormes en la forma en que funciona nuestra sociedad global y su interacción con los ecosistemas naturales”, señaló la declaración.Seis medidas para hacer frente a la crisis climáticaLos científicos firmantes enfatizaron seis objetivos: reforma del sector energético, reducción de los contaminantes de corta duración, restablecimiento de los ecosistemas, optimización del sistema de alimentación, el establecimiento de una economía libre de dióxido de carbono y una población humana estable.A pesar de la amplitud de sus preocupaciones y la magnitud de los esfuerzos que reclaman, los científicos expresaron cierto optimismo al mencionar “un reciente aumento de la atención a este problema”.”Los organismos gubernamentales formulan declaraciones de emergencia climática”, apuntaron. “Los escolares hacen huelgas. Los tribunales procesan demandas por daño ambiental. Los movimientos ciudadanos demandan cambios y muchos países, estados y provincias, ciudades y empresas responden”, añadieron.

Difunden imágenes de un material extraño hallado en la cara oculta de la Luna

El programa de exploración lunar de China ha publicado imágenes que permiten vislumbrar un misterioso material descubierto al otro lado de la luna. El rover lunar de la misión Chang’e-4 de China, Yutu-2, se vio sorprendido el pasado mes después de que su equipo descubriera algo inusual mientras se acercaba a un pequeño cráter. Según una publicación en el ‘diario’ de Yutu-2 hecha el pasado 17 de agosto, un especialista del proyecto examinó las imágenes tomadas y describió la sustancia de color inusual similar a “un gel”, lo que despertó gran interés y especulación entre los científicos lunares.

¿Qué es un exoplaneta?

Un exoplaneta o planeta extrasolar es un planeta que orbita alrededor de una estrella diferente al Sol y que, por lo tanto, no pertenece al sistema solar.En 1995 se detectó el primer exoplaneta orbitando alrededor de una estrella de la secuencia principal (Dimidio) por los astrónomos Michel Mayor y Didier Queloz. ► Mil y un planetas descubiertos similares a la TierraLa NASA busca exoplanetas buscando estrellas “tambaleantes” ya que una estrella que tiene planetas no orbita perfectamente alrededor de su centro. Desde lejos, esta órbita descentrada hace que la estrella se vea como una estrella que se tambalea.Este método ha servido para descubrir cientos de planetas pero no es un sistema perfecto ya que solo permite detectar los planetas más grandes, como puede ser Júpiter. Otros planetas más pequeños, como la tierra, crean oscilaciones más pequeñas que son imposibles de detectar de esta manera,Para poder detectar estos planetas más pequeños, el 6 de marzo de 2009, la NASA lanzó el observatorio espacial Kepler que orbitaba alrededor del Sol buscando planetas extrasolares. La ‘Misión Kepler’ se dio por finalizada en 2013 y ampliada por la ‘misión extendida K2’ que finalizó el 30 de octubre de 2018.En la actualidad sigue en funcionamiento el telescopio espacial Hubble que orbita en el exterior de la atmósfera, en órbita circular alrededor del planeta Tierra desde el 24 de abril de 1990 en un proyecto conjunto de la NASA y de la Agencia Espacial Europea, que sirvió para inaugurar el programa de Grandes Observatorios. El Hubble además de haber descubierto una variedad de exoplanetas en tránsito, también ha caracterizado la atmósfera de algunos de ellos. Está previsto que en 2020 llegue su sucesor, el telésopio espacial James Webb.En 2003 la NASA lanzó el Telescopio Espacial Spitzer que sirve para observar los exoplanetas en tránsito en longitudes de onda infrarrojas, y ha ayudado a trazar y caracterizar muchos, incluidos los detalles de atmósferas planetarias. en la actualidad sigue en órbita en una misión extendida, la Spitzer Warm Mission.¿Cuántos exoplanetas se han descubierto?Desde la primera confirmación de un exoplaneta orbitando una estrella similar al sol en 1995, y con solo una pequeña aprte de la Vía Láctea inspeccionada, una estimación estadística de la NASA calcula que existe, al menos, un planeta alrededor de cada estrella de la galaxia. Esto significa que hay alrededor de un billón de planetas tan solo en nuestra galaxia, muchos de ellos en el rango de tamaño de la Tierra.

Descubren un agujero negro supermasivo que hace tres comidas al día

Un agujero negro supermasivo en el centro de una galaxia llamada GSN 069 está consumiendo grandes cantidades de material en un horario regular, según denotan rafagas de rayos X cada nueve horas.Aunque los científicos habían encontrado previamente dos agujeros negros de “masa estelar” (que pesan aproximadamente 10 veces la masa del Sol) ocasionalmente experimentando explosiones regulares antes, este comportamiento nunca se ha detectado en un agujero negro supermasivo hasta ahora.El agujero negro en el centro de GSN 069, ubicado a 250 millones de años luz de la Tierra, contiene aproximadamente 400.000 veces la masa del Sol. Los investigadores, que usaron los telescopios espaciales Chandra (NASA) y XMM-Newton (ESA) estiman que el agujero negro consume aproximadamente cuatro lunas como la de la Tierra de material aproximadamente tres veces al día.”Este agujero negro sigue un plan alimenticio como nunca antes habíamos visto”, dijo Giovanni Miniutti del Centro de Astrobiología de la ESA en España, primer autor de un artículo de Nature, que describe estos resultados. “Este comportamiento es tan inédito que tuvimos que acuñar una nueva expresión para describirlo:”Erupciones cuasi periódicas de rayos X””.El XMM-Newton de la ESA fue el primero en observar este fenómeno en GSN 069 con la detección de dos ráfagas el 24 de diciembre de 2018. Miniutti y sus colegas luego siguieron con más observaciones de XMM-Newton el 16 y 17 de enero de 2019, y encontraron cinco arrebatos . Las observaciones de Chandra menos de un mes después, el 14 de febrero, revelaron tres arrebatos adicionales.”Al combinar datos de estos dos observatorios de rayos X, hemos seguido estos arrebatos periódicos durante al menos 54 días”, dijo el coautor Richard Saxton, del Centro Europeo de Astronomía Espacial en Madrid, España. “Esto nos da una oportunidad única para presenciar el flujo de materia en un agujero negro supermasivo que se acelera y se ralentiza repetidamente”.Durante los estallidos, la emisión de rayos X se vuelve aproximadamente 20 veces más brillante que durante los momentos de silencio. La temperatura del gas que cae hacia el agujero negro también sube, de aproximadamente medio millón de grados Celsius durante los períodos tranquilos a aproximadamente 1,3 millones durante los arrebatos. La temperatura de este último es similar a la del gas que se encuentra alrededor de los agujeros negros supermasivos que crecen más activamente.El origen de este gas caliente ha sido un viejo misterio porque parece estar demasiado caliente para asociarse con el disco de materia que cae alrededor de los agujeros negros. Aunque su origen también es un misterio en GSN 069, la capacidad de estudiar un agujero negro supermasivo donde el gas caliente se forma repetidamente y luego desaparece puede proporcionar pistas importantes.”Creemos que el origen de la emisión de rayos X es una estrella que el agujero negro se ha roto parcial o completamente y está consumiendo lentamente poco a poco”, dijo la coautora Margherita Giustini, también del Centro de Astrobiología de la ESA. “Pero en cuanto a las ráfagas repetidas, esta es una historia completamente diferente cuyo origen necesita ser estudiado con más datos y nuevos modelos teóricos”.Efe

Así se ve cuando un objeto impacta en Júpiter

Tomando fotos de Júpiter, un astrónomo aficionado en Texas, capturó el momento en que un objeto se estrelló contra el planeta, creando un breve destello brillante en su trubulenta superficie.Imágenes compartidas en la página de Twitter Chappel Astro, donde los astrofotógrafos Ethan y George Chappel publican sus observaciones, muestran que una mancha blanca fugaz aparece justo al sur del ecuador el 7 de agosto, antes de desaparecer de la vista en un instante.Si bien los científicos aún no han confirmado qué sucedió exactamente en la superficie del planeta más grande de nuestro sistema solar, el fotógrafo señala que “se ve terriblemente como un flash de impacto”.Los impactos en sí mismos pueden no ser infrecuentes, pero capturar un momento como este es una hazaña increíblemente rara. El tamaño masivo de Júpiter significa que tiene una fuerte gravedad, atrayendo todo tipo de objetos. Sin embargo, estas interacciones culminan en cuestión de segundos.

Una nave espacial israelí pudo esparcir miles de “osos de agua” en la Luna

La nave israelí Beresheet, que se estrelló al tratar de aterrizar en la Luna el pasado abril, podría haber esparcido en su superficie miles de tardígrados, animales microscópicos muy resistentes y capaces de sobrevivir en condiciones extremas, desveló uno de los participantes en el proyecto.Los miles de tardígrados, llamados comúnmente “osos de agua”, “podrían hipotéticamente ser revividos en el futuro”, aseguró Nova Spivack, a la revista Wired, que desveló su envío esta semana.Orli Madmon, portavoz de SpaceIl, la empresa que mandó a la Luna Beresheet, señaló a Efe que esta no puede confirmar ni desmentir la presencia de los animales, puesto que lo desconocía y no se coordinó con los responsables del proyecto.”No tenemos forma de referirnos a lo que se ha publicado. No es sorprendente que haya muchos elementos que quieran participar del éxito de la misión de Beresheet”, señaló Madmon.Spivack es el fundador de la Fundación Misión Arca, un proyecto que trata de archivar conocimiento y especies de la Tierra y preservarlos para futuras generaciones y que fue el encargado de hacer la “biblioteca lunar” que se incorporó a la nave.Esta, un archivo del tamaño de un DVD, incluía según la organización 30 millones de páginas de información sobre la historia y civilización humana, miles de libros clásicos, casi toda la Wikipedia en inglés y una cápsula israelí con la historia del país, la Torá (Pentateuco), literatura, fotos, canciones y dibujos de niños israelíes. También contenía bases de datos para entender 5.000 idiomas, con 1,5 millones de traducciones entre ellos.Pero Spivack ha desvelado ahora que, además, su equipo decidió en el último momento incluir en el archivo una resina sintética con pelo y muestras de ADN de 25 personas (incluido de él mismo) y miles de tardígrados deshidratados. Además, se añadió al final una cinta que fue rociada con un espray con otros miles de tardígrados más.Estos microorganismos pueden resistir temperaturas de entre -200 y 150 grados centígrados y vivir hasta 10 años sin agua, por lo que pueden aguantar incluso la exposición espacial.En 2007, se colocaron tardígrados en la sonda espacial Foton M3 de Rusia y la ESA, y se comprobó que sobrevivieron a las condiciones del espacio exterior.Spivack cree que no existe riesgo de que los tardígrados “tomen” la luna, ya que tendrían que regresar a la atmósfera para ser rehidratados para poder reproducirse.Beresheet (Génesis, en hebreo) se convirtió el pasado abril en la primera misión financiada por iniciativa privada que llegó a la Luna, aunque el módulo perdió su motor principal antes de aterrizar y se precipitó hacia un descenso incontrolado en la maniobra de aterrizaje.La organización sin ánimo de lucro SpaceI, participó en 2015 en el concurso de Google Lunar, XPRIZE Competition, que proponía llevar a la Luna un vehículo espacial no pilotado por humanos. Google canceló el concurso en 2018 pero SpaceIL se alió con la Industria Aeroespacial Israelí (IAI) para continuar el proyecto y recaudó los cien millones de dólares necesarios para su construcción.

Descubren tres nuevos planetas que orbitan en una estrella ‘vecina’

El “cazador” de planetas de la Nasa “Tess” ha encontrado tres “exoplanetas” (fuera del Sistema Solar) que podrían ser el “eslabón perdido” para comprender la formación planetaria, ya que reúnen unas características completamente diferentes a las de ningún otro conocido hasta ahora, informa Efe.El satélite “Tess” fue lanzado el pasado año desde Cabo Cañaveral con la misión de analizar cerca de 20.000 exoplanetas y escudriñar las posibilidades de que en alguno de ellos se den las condiciones necesarias para albergar vida.Investigadores de instituciones científicas y académicas de varios países han analizado los datos facilitados por el “Tess” y han publicado este lunes los resultados de su investigación en la revista Nature Astronomy.Por parte española han participado científicos del Instituto de Astrofísica de Andalucía (del CSIC), del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), de la Universidad de La Laguna y de la Universidad de Granada.De los tres nuevos “exoplanetas” descubiertos ahora (bautizados como TOI-270), uno es rocoso y ligeramente más grande que la Tierra y los otros dos son gaseosos y miden aproximadamente el doble que nuestro planeta, según informa la Universidad de California, que ha liderado esta investigación.El nuevo “sistema” -tres planetas y su estrella anfitriona- ha recibido ese nombre por ser el “objeto de interés” número 270 que descubre el satélite de la NASA (Tess Object of Interest).El más pequeño de estos cuerpos descubierto ahora estaría además en una zona “habitable” -a una distancia de su estrella más próxima lo suficientemente lejana como para permitir la existencia de océanos de agua líquida-, según los datos facilitados por esta Universidad.”Hemos encontrado muy pocos planetas como éste en zonas habitables, y muchos menos alrededor de una estrella con esas características”, ha subrayado el científico Stephen Kane, profesor de Astrofísica Planetaria de la Universidad de California, y ha corroborado que en el Sistema Solar no existe ningún planeta como ese.En el Sistema Solar hay planetas pequeños y rocosos, como la Tierra, Mercurio, Venus o Marte, y otros mucho más grandes, como Saturno, Júpiter, Urano o Neptuno, pero no “intermedios” como los que se han hallado ahora.Los investigadores consideran que el nuevo descubrimiento va a permitir estudiar el “eslabón perdido” entre los planetas pequeños y rocosos como la Tierra y los más grandes y dominados por el gas, como Neptuno, y determinar, por ejemplo, si uno de estos planetas ha tenido alguna vez un océano de agua líquido y si reúne las condiciones adecuadas para la vida.Los datos aportados por el “Tess” apuntan que es poco probable que en el más pequeño de los “exoplanetas” descubiertos hubiera vida, ya que la superficie está demasiado caliente, pero los otros dos, situados a una mayor distancia de la estrella, sí podrían estar más fríos y permitir por lo tanto que el agua se acumulara en la superficie.En la investigación han intervenido también científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts, que han coincidido en que uno de los “exoplanetas” descubierto ahora se encuentra en una zona “templada”, lo que le situaría en un rango de temperaturas que podrían soportar alguna forma de vida.El tamaño intermedio de los nuevos planetas es, según ha subrayado este Instituto en un comunicado, “ideal” para conocer si los planetas pequeños y rocosos como la Tierra y los más grandes como Neptuno siguen un mismo camino o si evolucionan de una forma completamente diferente.El científico Francisco Pozuelos, actualmente en la Universidad de Lieja (Bélgica) e investigador colaborador de la Universidad de Granada, ha subrayado que éste puede ser un excelente laboratorio para comprender mejor cómo se forman y evolucionan los sistemas planetarios, ya que el tamaño de los planetas es muy diferente al de los ya conocidos.Su estrella “anfitriona” es además especialmente brillante, y aunque suelen ser muy activas y con frecuentes llamaradas y tormentas solares, ésta parece ser muy antigua y se ha “calmado”, por lo que emite un brillo constante que permite a los científicos una mejor observación y estudio.

Así morirá nuestro Sol

Astrónomos han sido testigos, por primera vez, de un raro evento dinámico que presagia la muerte de una estrella gigante roja, hallazgo que refuerza las predicciones sobre el desenlace final de nuestro Sol, informa Ep. Meridith Joyce, astrónoma la Universidad Nacional de Australia (ANU), co-dirigió el estudio centrado en la estrella T Ursae Minoris (T UMi), que fue similar al Sol.”Esta ha sido una de las raras oportunidades en que los signos de envejecimiento se pueden observar directamente en una estrella en escalas de tiempo humanas”, dijo Joyce.”Anticipamos que nuestro Sol y T UMi terminarán sus vidas de manera mucho más silenciosa y lenta en comparación con una supernova, una explosión luminosa y poderosa”. Los hallazgos respaldan la predicción de que nuestro Sol se convertirá en una gigante roja y luego en una cáscara de gas en forma de anillo que se expandirá y brillará en cinco mil millones de años, dejando una pequeña enana blanca como remanente, dijo el Dr. Joyce. “Se volverá mucho más grande a medida que se acerque a la muerte (se comerá a Venus, Mercurio y posiblemente la Tierra en el proceso) antes de encogerse para convertirse en una enana blanca”, dijo en un comunicado. T UMi nació hace unos 1.200 millones de años, con una masa aproximadamente el doble que la de nuestro Sol, en la constelación de Osa Menor, a más de 3.000 años luz de la Tierra.El equipo descubrió que durante los últimos millones de años, durante su última etapa de la vida antes de su última transición a una enana blanca, T UMi ha estado experimentando una serie de pulsos, en los que su tamaño, brillo y temperatura han fluctuado enormemente. “La producción de energía en T UMi se ha vuelto inestable. Durante esta fase, la fusión nuclear estalla en lo más profundo de su interior, causando ‘hipo’ que llamamos pulsos térmicos.”Estos pulsos causan cambios drásticos y rápidos en el tamaño y el brillo de la estrella, que se pueden detectar durante siglos. Los pulsos de estrellas antiguas como T UMi también enriquecen todo el Universo con elementos que incluyen carbono, nitrógeno, estaño y plomo”. El equipo ha observado que la estrella ha disminuido en tamaño, brillo y temperatura en los últimos 30 años. “Creemos que la estrella está ingresando en uno de sus últimos pulsos restantes, y esperamos verla expandirse nuevamente en nuestras vidas. La estrella eventualmente se convertirá en una enana blanca en unos pocos cientos de miles de años”, dijo Joyce. “Tanto los astrónomos aficionados como los profesionales continuarán observando la evolución de la estrella en las próximas décadas, lo que proporcionará una prueba directa de nuestras predicciones dentro de los próximos 30 a 50 años”. El estudio se publica en The Astrophysical Journal.

Estudian por primera vez con fractales la música que emiten las estrellas

Investigadores de la Universidad de Granada y del Instituto Andaluz de Astrofísica estudian por primera vez y con la ayuda de fractales la música que emiten las estrellas, con un continuo rumor susurrante de fondo, “como un público molesto en una sala de concierto, que dificulta la escucha”.Las estrellas tiene como muchos otros objetos en la naturaleza, desde la geometría de una coliflor al perfil de una montaña, un comportamiento fractal, lo que significa que poseen una estructura parecida a todas las escalas.La mayoría de las estrellas son variables pulsantes cuya luminosidad cambia de manera periódica con el tiempo ya que las ondas de densidad y temperatura que se generan en su interior llegan a la superficie de la estrella haciéndola oscilar, lo que provoca cambios en su brillo.Estas oscilaciones estelares forman patrones tridimensionales al igual que una cuerda de guitarra o la piel de un tambor en una y dos dimensiones respectivamente.Un equipo de investigadores de la Universidad de Granada (UGR) y del Instituto Andaluz de Astrofísica (IAA-CSIC), expertos en una rama de la astrofísica denominada astrosismología, ha analizado estas oscilaciones de luminosidad para clasificar las estrellas pulsantes en distintos tipos por su estructura interna y propiedades físicas como se hace con los instrumentos musicales.El investigador del departamento de Física Teórica y del Cosmos de la Universidad de Granada Juan Carlos Suárez Yanes y Sebastiano de Franciscis, del IAA-CSIC, han explicado en un comunicado que la música de una estrella pulsante tiene “un continuo rumor susurrante de fondo, como un público molesto en una sala de concierto, que dificulta la escucha”.Estos investigadores han estudiado por primera vez el ruido de fondo que existe en la luminosidad de las estrellas como un objeto fractal cuyas propiedades aparecen en la luminosidad de las estrellas pulsantes.Los investigadores han aplicado un algoritmo que se basa en el análisis armónico de Fourier, que estudia la representación de funciones o señales como superposición de ondas “básicas” o armónicos, de series temporales con propiedades fractales para aislar la música estelar del molesto ruido de fondo de una manera eficiente y sencilla.Este método ha permitido depurar de la música estelar las oscilaciones que forman parte del ruido para identificar mejor y caracterizar las estrellas variables, lo que representa un paso importante para entender cada vez más los mecanismos físicos que gobiernan las estrellas pulsantes, ya que ahora es posible ver más nítidamente en su interior.

Playtex: de la lencería a crear los trajes de los astronautas que llegaron a la Luna

Cuando Neil Armstrong y Edwin E. Aldrin dieron un pequeño paso para el hombre pero un gran paso para la Humanidad, lo hicieron vistiendo Playtex. Y, evidentemente, no hablamos de sujetadores y fajas.Con motivo del 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna, el 20 de julio de 1969, la compañía de ropa interior recuerda cómo fue la encargada de vestir los trajes de los astronautas de la Historia.